Una vez que crecemos

black-and-white-childhood-girl-growing-up-Favim.com-1560198

Crecer duele. Y no me refiero a ese dolor que uno siente al rasparse una rodilla contra el suelo o a cortarse con una hoja de papel. Eso en unos días se curaba y hasta nos gustaba arrancar las costras que se formaban (en  mi caso). El crecer no forma parte de poner un poco de merthiolate en la herida y tratar de que cure o sane en cuestión de unos días. El crecer para mi tiene dos partes, una de ellas te ayuda a volverte independiente, volar a nuevos horizontes, dejarte llevar, llenarte de experiencias, ahorrar o gastártelo todo, hacer básicamente lo que quieras mientras puedas, experimentar, descubrir cosas que no sabías y que claramente aprenderás, te deja convertiré en lo que quieres y cuando esto pasa, te dan ganas de comerte al mundo, crees que todo se puede hacer y realmente (perdón que te lo diga) eso no es verdad, al menos que tengas unos ocho o doce brazos y te dividas en mil partes.

Cuando somos más pequeños en lo único que pensamos es en crecer, en tener un trabajo, sea lo que sea (moldeador de plastilina, cajera de comida de plástico en la sala de tu casa, creadora de “joyas” con cuentitas de plástico e hilo elástico, constructor de camioncitos de madera o grandes edificios, volar helicópteros, cometas, dirigir barcos o simplemente tener súper poderes). Después de eso vamos creciendo un poco y nos vamos dando cuenta que tal vez no sea tan factible tomar una de esas opciones. La verdad no entiendo por qué queremos crecer tan rápido, una vez que crecemos, todo lo que queremos es dejar de hacerlo, que las etapas se detengan o que no acaben nunca…Creo que algo dentro de nosotros está invertido. Eres pequeño y te dan ganas de saber qué más hay o qué pasará cuando crezcas….Vas creciendo y muchas veces te dan ganas de regresar, como si la vida se fuera a acabar en muy poco tiempo y quisieras revivir todo de nuevo.

Al cabo de unas cuantas semanas pude ver más de cerca algo que ya sabía, a muchas personas no les gusta hacer lo que hacen. Es triste escuchar y ver eso, estar realizando cualquier cosa que no te guste simplemente por tener una necesidad o que te paguen más en algo que no te guste y un poco menos en lo que verdaderamente te apasiona. Para mi es completamente erróneo tener esa mentalidad pero sé que es algo que definitivamente se vive día a día. Todavía no puedo aceptar la idea de que vivo en un mundo que está diseñado desde que tenemos las agallas para dejar de llorar cuando nos dejan en el kínder (claramente lo hacemos por algo) , hasta el día que “terminamos” de estudiar ( incluya aquí cualquier tipo de grado, estudio, whatever)  para que de esta manera trabajemos toda nuestra vida. Sé que suena tal vez algo ridículo, mucha gente diría: entonces ¿Qué piensas hacer? O ¿Para qué crees que estás diseñado?  Y yo simplemente no puedo pensar completamente que la vida está solo hecha para eso aunque piensen que estoy loca.

La gente camina con más prisa, no se detienen a observar nada y no quiero generalizar pero es la gran mayoría. No sonríen ni se ve que hayan tenido un buen día, simplemente sus caras carecen de expresión. Y así, ¿Cómo me van a dar ganas de hacer lo que todo el mundo hace? Muchos fuman, toman café para estar más despiertos (porque claramente están cansados) hablan de política, economía. Visten formales y corren a todas partes, su mundo se convierte en trabajo, citas, juntas, llamadas, agendas llenas de pendientes…Perdón pero definitivamente qué horror! Y no sé si esté bien o mal pero estoy totalmente convencida de que no quiero vivir de esa manera.

A mí me gusta caminar en el pasto y ver cómo una ardilla va por comida, no me gusta estar sentada todo el tiempo porque me gusta caminar, prefiero un té o un helado a tomar veinte tazas de café al día, no me gusta que me digan cómo se tienen que hacer las cosas, odio el tráfico y la contaminación en todos los sentidos, no me gusta vestir como gente “grande” ni hablar sólo de temas que ocurren en el mundo, me gusta encontrarle la parte profunda a las conversaciones o descubrir a alguien interesante, me gusta observar y no caminar con prisa, me gusta tomarme mi tiempo y mi espacio, no me gusta estar viendo siempre a una ventana, me gusta oler las flores, ver el cielo y los atardeceres (que no se alcanzan a ver bien por todos los edificios) las hojas impregnadas en el piso, diez perros que están siendo paseados (tengo que decirles que todos van tranquilos, sin pelearse, es impresionante) me gusta ver cómo la lluvia cae en los charcos y alguien que te sonríe cuando vas pasando.

No quiero crecer, me cuesta trabajo hacerlo, no quiero dejar de ser yo ni dejar de hacer las cosas que me gusta hacer por estar muy ocupada. Después, cuando cumpla el objetivo por el cual estoy diseñada…. (Según la gente más grande que yo) ¿Cuándo voy a tener tiempo para hacer todo lo que quiero hacer?

 

-Mari Carmen M.Cano

Anuncios

A veces, sólo un segundo

IMG_4935-Edit-blog

Tiempo, no me dejes ir tan rápido porque la idea me consume, no me hables de espera porque me canso, si tú le llamas término, no dejes que jamás lo olvide.

Si así es esto del transcurso, quédate un ratito en silencio y hazme compañía, no me dejes porque me vuelvo loca.

No vayas desapareciendo, ni esfumándote ni aclarándote porque te necesito así, lleno de color, lleno de vida. Siempre he preferido un verano a un invierno.

Tiempo, ¿Cómo se queda uno eternamente? Aún no supero todos mis miedos ni escalo todas las cimas, susúrrame en el oído que todo va a estar bien, con tono gentil, sin apresurarme porque me empiezo a sentir confundida y temerosa.

Y si de repente volteo y te veo jugando con los recuerdos, desordenando todo y me dejas una pequeña herida y los cajones revueltos, sánala y acomódalos, deja que mire hacia adelante porque no suelo voltear hacia atrás cuando voy caminando.

Y si me ves sin ánimo deja que me recueste y que se absorba lo malo para que cuando me levante todo se haya ido.

Todo es casi tangible hasta que se convierte en aire, polvo o estela, hasta que desaparece y lo único que queda es la esencia.

Y si me quedo en un huequito, ahí…Atorada en un espacio, en un momento, en un instante, que sea luz, no la que te guíe, la que te de fuerza y te aliente a sonreír, a descubrir y a tomar lo que venga aunque sea un camino lleno de piedras o curvas.

Siento que falta mucho aunque nadie sabe cuándo y todo pasa tan rápido sin tan siquiera tener la oportunidad de recordarlo todo, qué desgracia.

Agradezco tu serenidad, tu andar constante y tus lecciones, el paso perfecto y los momentos indicados, desafortunados y llenos de todo.

Extiende mis momentos de ilusión. Sí esos, los que están llenos de magia….Detente, congélate y déjame derramar una lágrima de felicidad, como si todo fuera un sueño.

Déjame tener el necesario o el que me haga falta aunque de algo estoy segura, nunca va a ser suficiente. Y que no se me quede nada atorado en la garganta, que todo fluya y que el viento me lleve al mejor destino, al que yo vaya creando, a una nube con escaleras que lleven más arriba de lo esperado y cruce la línea de lo fantástico, de aquello que solo se puede ver con los ojos cerrados y el corazón cargado de emociones.

Cuando me dejes ir, asegúrate que haya hecho de todo un poco, que haya recorrido, visto, asimilado, aprendido, tropezado, levantado, luchado y disfrutado. No me dejes ir así como así porque yo también tengo muchas cosas que enseñarte.

-Mari Carmen M.Cano

No te olvides

rain_water_inspiring(1)

No te olvides, ni de mi risa, ni de los momentos, ni de las cosas que alguna vez dije.

No te olvides de dónde estuviste y las cosas que hiciste, de las risas pero también del llanto.

No te olvides de cada tema de conversación y cada historia de amor.

No te olvides de los buenos amigos, ni de la gente que te acompañó, ni de esas personas que se convirtieron en extraños.

No te olvides de cómo llegaste y cómo poco a poco te fuiste.

No te olvides de todo lo que aprendiste y lo que te enseñaron, de cómo fuiste fuerte y aprendiste a sobrevivir.

No te olvides que alguna vez fue el momento indicado y no se supo aprovechar, pero a veces también fue el momento perfecto para saber que cosas mejores vendrían y que tenías que dejar esas a un lado.

No te olvides de mis sentimientos, de lo que soy y lo que seré… Si es que ya no nos volvemos a ver.

No te olvides, que las cosas pasan y no son eternas, que a veces duran pequeños lapsos de tiempo y no regresan jamás.

No te olvides de sorprenderte por los pequeños detalles, por más mínimos que sean porque poco a poco se convierten en cosas grandes y son los que perduran en el corazón.

No te olvides de las mañanas frías, ni de los atardeceres de colores, rosas, naranjas y de algodón.

No te olvides que algún día fui yo esa persona que conociste, en algún momento de tu vida y te regaló un ratito de felicidad sin esperar uno a cambio, solo por el simple hecho de verte y hacerte feliz por un instante.

No te olvides que no te olvido y que siempre estarás en mi memoria y mis pensamientos porque mientras siga recordándote, seguirás existiendo.

No te olvides que aunque tú ya no me recuerdes, basta cantar una simple canción.

No te olvides que aquí sigo y estaré esperando para reencontrarnos otra vez.

No te olvides que no se puede olvidar.

-Mari Carmen M. Cano.

Un amor de aquellos


blog un amor de aquellosAmor verdadero, un amor de aquellos, mujer sin máscara, doncella valiente, que no necesite pero me haga su príncipe. Fémina ardiente, pasional en alma y no en lo carnal.  Niña de corazón, mujer por decisión, inocente como el sereno, fuerte como la lluvia. Única  como gota de agua, inquieta como la marea. Que no se conforme, brújula con dirección.

Sin ser sumisa que lo entregue todo, que desnude mi alma, que cuerpo cualquiera. Que desentrañe mis fantasmas, que no les tenga miedo a mis demonios; que encare al infierno, que me haga tocar el cielo.

Gladiadora de profesión, mi amante, ¡que bendición! Compañera no solo de cama, sino de sueños, ángel de protección. Mi todo, mi nada, mi blanco y mi negro, mi duda y mi certeza.  Musa radiante, galera de inmensidad, porcelana perfecta, núcleo de divinidad.

Amor de aquellos, amor de verdad, pendejadas de lado, locuras en la oscuridad. Miradas enamoradas, brazos curiosos, piernas firmes, alas para volar. Luz de luna, rayo de sol, calor de invierno, liquido de desierto. Elixir de vida, adicción sin igual. Que amarla me mate, que en quererla me haga sinodal.

Amor de aquellos, de memoria imborrable, de huellas marcadas, de besos que queman, de caricias que arden, de risas a carcajadas, de llantos vacío. De corrientes opuestas, voltajes de chispas. De pasión sin control, de sentimiento sin cadenas.

Amor de aquellos, que solo hay uno, que hace historia, que plasma poesía. Que inspira arte, que causa melancolía. Que para el tiempo, que no conoce el espacio. Que quita el frio, que llena el vacío. Que brota como manantial, que asombra cual aurora boreal. Que de perfección es cubista, pero clásico al comunicar.

Amor de aquellos, amor de dos. De orgullo corto, de melodiosa voz. De ritmo alegre, armonía de Dios. Libre como el viento, sin decir adiós.

Pablo López Navarro.

Sin rumbo

tumblr_lyen595ZZ91qkynm4

Todo se centra en un lugar, un tiempo y un espacio, cuando encuentras todo en tanta calma que hasta te da miedo el simple hecho de sentirla. De repente estás tan completo pero tan vacío de idea, todo choca y no te dan ganas de analizar, solo de fluir, te dejas llevar y te encuentras en un proceso de cambio, que realmente siempre lo ha sido aunque no lo notes, ahí esta…Mientras pasa el tiempo, mientras pasa todo y quieres que se detenga, otras que avance un poquito más rápido, pero en este punto lo único que quieres es que todo vaya como una de esas canciones lentas pero que definitivamente se disfrutan. Alguien dígale a aquél que mueve las manecillas, que lo hace con tal rapidez que no te da tiempo de recordar.

Habrá un punto en el que decidas exactamente el rumbo, a ese al que pienses llevar todas tus maletas, con todo y las fotos para que tragar saliva sea más ligero porque o te llevas todo el equipaje o no te llevas nada…Y tendrás a alguien que te ayude a cargarlo o simplemente lo cargarás tú solo. La corriente definitivamente te llevará a todo lo que anhelas aunque a veces es normal que uno se muera de miedo, pues claro ver debajo de tú cama en la noche sin saber que vas a encontrar siempre va a ser razón para asustarse. Es algo así como sentirse en el mar, nadando a todas direcciones y sin saber a que isla llegar….Y cuando empiecen a desbordarse los recuerdos, cada gota va a contener una cantidad de felicidad abundante, que te ayudará a entender que gracias a eso hoy te conviertes en un barco que se aproxima a tierra.

Siempre he pensado que los mundos construidos en las cabezas que sueñan son mis preferidos, lo que más me gusta es que nunca serán exactos, y se guían por el viento, un caminar ligero, un suspiro, un atardecer, un momento de tranquilidad pero también de euforia.

Al final todos tendremos que escoger un destino, un camino o un rumbo, habrá días que ese camino se desvanezca por la bruma y otros que esté trazado a la perfección, no voy a decirte cómo encontrar el camino porque eres tú el que lo tiene que formar.

-Mari Carmen M. Cano

Persigamos la locura

locura bloogVivimos en un mundo ególatra, avaro y mentiroso, lleno de sufrimiento e injusticia. Vivimos en un mundo en donde el bueno paga los platos rotos del maldito, donde el dejado es víctima del abusivo, donde la bondad es vista como flaqueza y donde el odio reina en los corazones.

Corazones  podridos, vacíos de sueños pero llenos de pesadillas, vacíos de ilusiones pero llenos de artimañas. Corazones que valoran más ver sufrir al otro, que  la paz propia. Corazones que se llenan con enojo, que se alimentan de envidia.

Corazones a los que cada día los sentimientos les importan menos. Sentimientos que no tienen cabida en las charlas de la vida, que se devalúan cada día más, que dejan de tener relevancia. Corazones que habitan cuerpos vacíos que siguen al rebaño, zombies que persiguen anatomía sin importarles la filosofía. Egoísmo andando, vanidad pura.

Y llámame loco, pero me rehúso a perseguir lo físico, a creer que el mejor es quien posee más, a seguir el camino trazado ya por generaciones, recorrido por ciegos, y andado por descorazonados, llenos por fuera pero vacíos por dentro.

Y di que he perdido la cordura pero defiendo mi libertad, mi libertad de creer en lo que yo quiera, mi libertad de hacer cosas sin sentido, de desafiar al sistema. Mi libertad de perseguir cosas intangibles, de luchar por bienes inmateriales, de buscar más allá del horizonte.

Y si creer que la vida es más que caras bonitas y carros hermosos es locura, volvámonos locos. Seamos esos locos que creen poder cambiar al mundo robando sonrisas, seamos de esos insanos que creemos poder mejorar este lugar besando almas, seamos de esos maníacos cuya riqueza se mida en alegrías vividas.

Seamos de esos enfermos mentales, juzgados así por llevar a la bondad de estandarte, a la generosidad de himno, y a la honestidad de guía. Seamos de esos rebeldes de mente, amantes de esencias, capitanes de almas. Seamos más que sólo sangre, admiremos más que solo piernas, amemos más que solo objetos. Seamos más que etiquetas, persigamos más que dinero, busquemos más que tesoros tangibles.

Apoyemos al soñador, rescatemos la humildad, luchemos por la alegría, destruyamos a la monotonía. Matemos el egoísmo, destruyamos la vanidad. Acabemos con los prejuicios, hagámosle genocidio al odio. Olvidemos la cordura, pero siempre defendamos la locura.

Pablo López Navarro

See you soon my friend

blog hasta pronto

This is not a good bye, this is just a see you soon, because our separation is not forever, it is just until we meet again. I am not sad, because if our souls are meant to meet again, they will, and if not, the simple miracle of having concurred in this earthly life is beautiful. Beautiful as all those moments you spent with me, all those laughs you gave me, all those lessons you taught me.

We fought those armies of sadness side by side and we enjoyed those rainbows made of beauty. We always supported each other as family; we faced a lot of adversity but we overcame it. You all have become my brother from another mother, my sister from another mister.

It was a pleasure to meet you, and not just your physical body, but your invisible body which is less tangible. It was nice to meet your principles and values, your fears and sorrows, your dreams and passions. I am glad and thankful for meeting all of you because you all showed me a bit of your being. I am glad you opened an inner window for me to see through your soul, even if it was just for a sunrise.

Even though we are different, we cohabit in harmony, despite your traditions are different from mines, our skin colors didn’t affect us. Even though we come from distant places, we built a link, a link that distance will not break, a link that not even a chainsaw can cut. We arrived as unknown people but we are leaving as colleagues, teammates and friends.

Before this experience I did not know you, but after it, I know a bit of your core, of your essence. I will always carry a piece of you in my heart, and I will let a piece of me be in your drawer of memories. There is no greater miracle than having looked into your eyes and seeing your nature, having heard your own language and having known your soul. I am happy that it happened, I am happy because for me our friendship just started.

Pablo Manuel López Navarro

Una luciérnaga me enseñó a amar

blog luciVuela, es libre de ir a donde quiera. Alumbra a su paso cualquier oscuridad por profunda que sea. Sólo una es necesaria para alegrar mi día. La belleza exterior no es lo que me atrae, es su luz, es ese destello que viene desde el fondo de su ser, esa belleza interna que deslumbra el anochecer.

La amo. Al admirarla me siento alegre, provoca felicidad el apreciar un ser vivo tan curioso. Brilla, y sin siquiera saber me enamora. Me gustaría llenar un jarro con ellas y alumbrar mi habitación, pero eso no es amor. El amor no aprisiona. Al contrario, libera y ayuda a volar.

Porque ya no me interesa poseerla, entiendo que al amar estas dispuesto a perder con tal de ver al otro los cielos surcar. Me gustaría tenerla entre mis manos, pero hay peligro de lastimar, y no, eso no es amor, el amor no duele, no lastima ni hiere. O por lo menos no el amor profundo, talvez el mundano.

La amo, porque ella no me necesita para brillar, su luz no depende de mí, es perfecta y armoniosa sin que yo tenga que estar ahí. Si necesita mi ayuda mi mano le tenderé  para curar sus alas,  sin afán de sanarla para que vuele en mi jardín, porque el amor ayuda sin esperar nada a cambio, sin egoísmo.

La amo, y si ella me amara y decidiera volar en mi camino sería agradecido con la vida por esa gran bendición, pero mi amor no está condicionado a que me ame de regreso. Porque el amor que siento por ella me llena, es suficiente para alumbrar mi interior, es suficiente para encender mi propia luz y eso ya es hermoso.

La amo, porque a pesar del clima exterior, su luz interna siempre encendida está. La amo porque su naturaleza es brillar, a pesar de sus heridas, a pesar de sus batallas perdidas. La amo por la armonía que me hace sentir, por esa alegría que me invade al poderla apreciar.

La amo porque es perfecta por naturaleza, sin necesidad de quererlo ser.  La amo porque es una divina creación, porque a pesar de no ser la más hermosa, brilla con seguridad. La amo tanto que verla volar es mi inspiración, aunque yo no sea de su iluminar la razón.

Pablo López Navarro.

Ella no me dejaba ser feliz

blog ella

Solía ella decidir si sería nublado o soleado mi día, solía ser ella quien dominaba mis sentimientos y dirigía la batalla interna por conseguir la paz, solía ella decidir lo que era posible y lo que no.

Ella era acusado y verdugo, planeaba la ejecución y juzgaba el resultado. Me torturaba cuando era malo, también lo hacía cuando no era suficiente. Solía ser mi peor enemiga, solía hacerme creer que no podía, y junto con los miedos hacían mi vida imposible. Me hacían creer que vivir era duro, que ganar era impensable, y que sólo lo negativo pasaba, que lo positivo es invención  de las películas, pero las tragedias la realidad de la vida. Ella me hacía creer que decidir mi futuro era una locura, que debía atenerme a la crueldad del destino.

Solía disfrutar enfocarse en lo gris y distraerme del momento con ansiedad del futuro o del pasado arrepentimiento. Solía crear cualquier especie de historias con tal de alejarme de vivir el presente. No me dejaba ser feliz, porque aunque lo tenía todo, me hacía creer que no tenía nada, porque aunque el momento era perfecto ella me llevaba a donde quería.

 No me dejaba en paz, le gustaba torturarme. No me dejaba soñar, le gustaba cortarme las alas. No me dejaba vivir, le gustaba apagar mi espíritu. Porque era su diversión molestarme, disfrutaba revolver mis aguas, amaba cual tirana controlarme.

Hasta que comprendí que el que decide soy yo, hasta que tuve el valor de enfrentar los fantasmas, apagar la luz y tomar al toro por los cuernos. Hasta que descubrí que los miedos solo existen en mi cabeza, y decidí pensar diferente. Hasta que comprendí que si ella tenía poder era porque yo se lo daba. Hasta que entendí que yo podía ser el capitán de mi propio barco.

Y fue entonces cuando empecé a conocer la felicidad, cuando el estrés se fue, los miedos dejaron de asustarme y la paciencia me invadió. Fue entonces cuando descubrí que todo es cuestión de una simple decisión, cuando me di cuenta que despertando yo podía decir si saldría el sol o estaría nublado, cuando noté que correr el riesgo valía  la pena, y dominar a mi mente era necesario.

Solo entonces descubrí que el dejar de pensar en el futuro para vivir el momento era la mejor opción,  y que liberarme del pasado era relajante. No por olvidar, sino por perdonar, y no por dejar de planear, sino por confiar.

Y es que esa simple decisión me dio paz. Por más que mi mente diga que esto no es tan fácil ya no la escucho, por más que los miedos me atormenten sigo con paso firme porque confío en mí, en Dios y en la vida. Porque confiar da seguridad, pero temer destruye. Porque amar es lo que importa, y odiar simplemente envenena.

Decide hoy como quieres vivir, y a quien quieres vencer. Enfócate en tus enemigos y jamás ganaras, véncete a ti mismo, y jamás volverás a probar derrota.

Pablo López Navarro.

Simplemente no fue suficiente

El día aún no nace y yo ya amanecí. Me levanté después de verte en un sueño. Desperté sin razón aparente, tal vez es mi subconsciente. Pero el soñarte me aterra, por alguna bizarra razón tu fantasma me persigue, me atormenta y en plena madrugada me despierta.

No sé si el arrepentimiento me invade, no sé si el que ya no estés me duele, pero te extraño y estar contigo ya no se puede. Tus visitas nocturnas provocan mi insomnio, algo me querrás decir pero al soñarte me asombro. La impotencia de no tenerte me destruye, los buenos recuerdos se desvanecen y hoy despierto porque soñarte ya no es suficiente.

En sueños estás pero eso no me sabe, te encuentro seguido en el mundo de Morfeo, pero no puedo ni abrazarte. El sólo pensarte pone agua salada en mis ojos; sin saber por qué, te necesito.

No supero tu partida, porque no te expresé mis sentimientos lo suficiente.  Tus últimos días intente remediarlo pero el sol no se tapa con un dedo. Los últimos días traté de estar contigo, y al ahora pensar en esos momentos que murieron sin vivir me desespero. El no poder hacer nada para ayudar aún me persigue y los recuerdos vanos que me dejó mi desprecio no me llenan.

Porque ya no recuerdo cuando fue la última vez que te dije que te quería, pero si recuerdo cuando fue la última vez que te mentí. Porque no puedo acordarme de la última vez que dibujé en tu rostro una sonrisa, pero si recuerdo la última vez que te hice llorar.

Y talvez por eso despierto, tal vez la impotencia me desespera y me quita el sueño, talvez tu fantasma  no me deja en paz, porque jamás fui lo suficientemente bueno, y jamás lo seré. Te fuiste de este mundo sin razón aparente, y quien soy yo para juzgarte pero nunca tuve el tiempo de decirte  que si llegué a amarte, que te necesitaba, que entendía pero que no quería partir dejarte.

Oculté mis sentimientos tras una fortaleza falsa, tras un entendimiento burdo. Tapé mi dolor con un orgullo y la frase de que los hombres no lloran y me propuse no mirar atrás, no pensar en los momentos jamás vividos, ni en las alegrías jamás sentidas. Traté de seguir adelante sin ti, traté de simplemente olvidarte, de a mi mente ya no traerte.  Intente evitar sufrirte con falsa valentía, con una fortaleza tan falsa como mis sueños.

Y creo que es por eso que hoy despierto en plena  madrugada, con tu recuerdo latente, con dolor, miedo e impotencia quemando en mi pecho. Esa valentía que pregonaba se extinguió, te extraño con todo el corazón y el sólo pensarte me hace llorar sin alguna razón.

A 4 años ya de tu partida, todavía no te supero, todavía no logro quitarme de encima la desesperación de no poder verte, todavía no dejo de recordar cómo no te dije suficientes te quiero, y es que simplemente todavía no supero el no poder abrazarte.

Tu partida me ha dolido, tu ausencia me destroza pero el arrepentimiento de no haberte disfrutado lo suficiente es lo que en pleno amanecer me pone a temblar, porque mi tiempo  contigo simplemente no fue suficiente.

Pablo López Navarro.